El Fierro y el rendimiento intelectual en las mujeres

Alrededor del 10% de las mujeres en EEUU padecen de anemia por falta de fierro. Esta cantidad aumenta a un 40 a 50 % en los países subdesarrollados. De acuerdo a cifras de la OMS, la anemia afecta a un 30% de la población mundial. 

La mayoría de estas anemias son muy leves. Se podría decir “casi asintomáticas”. Cuando la anemia es de mayor intensidad, aparecen otros síntomas y signos: palidez, disminución en la resistencia física (p.e. al hacer ejercicios), dificultad en regular la temperatura corporal y disminución de las defensas. Los niños son particularmente sensibles a la falta de fierro observándose en ellos una mayor dificultad para el aprendizaje.

Pero también a los adultos les afecta el rendimiento intelectual. En un interesante estudio realizado en mujeres en la Universidad de Pensilvania y presentado recientemente en la reunión anual de la American Society of Nutritional Sciences, en Washington, demostraron que por muy leve que sea la anemia, aparecen ciertos síntomas. Se afecta especialmente la capacidad cognitiva, de razonamiento y la memoria. Es decir les cuesta más desarrollar actividades que requieren un esfuerzo mental.
La buena noticia es que basta con administrar una dosis baja pero continua de fierro para revertir esta situación. Solución que se encuentra en ciertos suplementos de minerales y vitaminas

¿Porque afecta más a las mujeres?. Se debe a la menstruación. Cada mes se produce una pérdida significativa de sangre.
Esta situación se complica aún más si la mujer es vegetariana, ya que la mayor cantidad de fierro lo contienen los alimentos de origen animal, especialmente las carnes (mientras más rojas, más glóbulos rojos, más hemoglobina, más fierro). Los vegetales en sí contienen muy poco fierro, y este es mal absorbido. Se hace entonces imperioso que toda persona vegetariana debe ingerir diariamente un suplemento de vitaminas y minerales.

En resumen, si el rendimiento intelectual suyo o de su hijo está bajo, se puede deber a una leve anemia que no está diagnosticada. La solución puede ser tan fácil con sólo agregarle fierro a su alimentación.