¿Prebiótico ó probiótico? 

 

Parecen lo mismo, pero en realidad no lo son. Estas palabras las estamos encontrando cada vez más frecuente en los envases de diversos alimentos.

Antes, es necesario señalar que en nuestro intestino deben existir unas bacterias  y levaduras amigables, presentes en todo intestino sano. Estas son las  lactobacilos y bifidobacterias y sacharomyces.  Poseen importantísimas funciones como   robustecer el sistema de defensas (el sistema inmunológico) de nuestro cuerpo, facilitar la digestión de algunos alimentos, la absorción de minerales como el calcio y la producción de la vitamina k que es muy importante para una normal coagulación de la sangre.

Sigue leyendo

¿Cómo Nuestro Cuerpo Regula el Apetito?

 

El apetito se regula en una estructura del cerebro conocida como el hipotálamo.  El hipotálamo regula casi todas nuestras funciones básicas: la sed, el equilibrio del agua y de la temperatura de nuestro cuerpo, la tiroides, la lactancia, el crecimiento y las funciones reproductoras entre otras.

A su vez, el hipotálamo está estrechamente vinculado con áreas superiores del cerebro que reciben las informaciones del mundo externo, como son el olor y el sabor. Estos nos permiten escoger aquellos alimentos que nos traerán beneficios y placer, así como también el evitar aquellos que pueden ser dañinos para nuestra salud. Usted se habrá dado cuenta que casi todos los venenos tienen olor o sabor desagradable.

macaron-2462247_1280

 

Sigue leyendo

El Pescado en Nuestra Epoca y en la de Jesucristo

Ya estamos en Semana Santa.
Durante esta semana, algunos cristianos tradicionalistas (los menos) siguen una dieta característica del periodo de cuaresma: durante 40 días no comen proteína animal derivada de la carne, sólo del pescado.

Sin embargo, la mayoría de los creyentes, sólo restringen el consumo de carne durante algunos días de la Semana Santa. Más específicamente, en Viernes Santo.

pescado

Sigue leyendo

Mala Noticia para la Soya

En 1999 la FDA, organismo que regula los alimentos y medicamentos en EEUU, autorizó a que los productos que contengan proteína soya incorporaran un mensaje saludable respecto a que el consumo de proteína soya o los productos que la contengan, protegería al corazón. Sin embargo, los estudios científicos que han aparecido desde ese año hasta hoy, no han sido capaces de demostrar tal beneficio. Debido a esto, deberán eliminar tal mensaje saludable.

soya22

Sigue leyendo