¿Usar Testosterona en la Mujer?

Los ovarios de la mujer no sólo producen estrógenos y progesterona, también producen testosterona, la clásica hormona masculina. Sin embargo la cantidad que produce la mujer es mucho menor que el hombre. 

La declinación en la producción de testosterona es propia del envejecimiento de la mujer e independiente de la menopausia. De modo que ya a los 40 años, la mujer produce la mitad de la testosterona que producía a los 20 años. La menopausia, se caracteriza porque los ovarios prácticamente no producen estrógenos, pero son capaces de producir cantidades suficientes de testosterona.
Sin embargo, una situación especial es la que se observa en las mujeres que se les ha operado y retirado ambos ovarios, En ellas se produce una brusca declinación tanto de los estrógenos como de la testosterona. Por eso que las molestias (los síntomas) son mucho más intensos, y se hace necesario suplir con ambas hormonas.

En las demás mujeres que llegaron a la menopausia con sus ovarios conservados, en ocasiones también será necesario sustituir una falta de testosterona. Existen ciertos síntomas y signos que pueden hacer sospechar de un déficit de tal hormona.

¿Qué se siente?

  • Disminución de líbido, reducción del deseo y la fantasía sexual.
  • Fatiga persistente e inexplicable.
  • Disminución de la sensación de bienestar.
  • Bochornos persistentes

¿Que se observa?

  • Afinamiento y pérdida del vello pubiano.
  • Disminución de la masa muscular.
  • Pérdida de la masa ósea, posible osteoporosis.

Lo interesante es que la reversión de tales síntomas, especialmente los referentes al ánimo, líbido y bochornos es bastante rápida. A los pocos días la mujer se siente bien.
La adición de testosterona a la TRH debe ser hecha con prudencia y por un tiempo discreto (+/ – 6 meses), y siempre en asociación con estrógenos. Sólo así se evitarán los posibles efectos adversos de un exceso de testosterona como son la aparición de mayor vellosidad (hirsutismo).
Concluyendo, si la mujer refiere alguno de las molestias por falta de testosterona, debiera evaluarse la necesidad de tal hormona. Esto cobra especial importancia cuando ya está tomando las hormonas clásicas y los síntomas persisten.